Alfredo’s Barbacoa

octubre 27, 2017
octubre 27, 2017 Momo's Food Madrid

Alfredo’s Barbacoa es una de las hamburgueserías con más solera de la capital. Su esencia americana y la receta perfecta de su carne han cautivado a millones de madrileños y no madrileños durante los 36 años que lleva abierto. Tienes tres locales, dos en el Barrio de Salamanca (Conde de Aranda, 4 y Lagasca, 5) y otro entre Cuzco y Plaza de Castilla (c/ Juan Hurtado de Mendoza, 11).

Nosotros visitamos el primero de estos, el de Conde de Aranda, que es el más grande de los tres. Se trata de un espacio auténticamente americano, lleno de banderas, pósters, camisetas y todo tipo de decoraciones que harán que no puedas dejar de mirar a tu alrededor. En Alfredo’s Barbacoa todo derrocha autenticidad y estilo yankeey. ¿Quieres comer en Estados Unidos sin tener que cruzar el Atlántico? ¡Aquí lo conseguirás; palabra de Momo’s!

El ambiente del restaurante es, sobre todo, familiar puesto que es uno de esos sitios de “toda la vida”. Y es que salir a tomar una hamburguesa no quiere decir tener que hacerlo en un lugar de comida rápida ni en un restaurante cuya carne es de dudosa calidad… Por eso en Alfredo’s Barbacoa el perfil de público es tan variado: ¡lo bueno nos gusta a todos!

La CARTA se basa en las hamburguesas, pero no necesitan dos páginas de diferentes combinaciones ni añadir millones de ingredientes. La carne es excelente y cuantas menos cosas puedan quitarle protagonismo, mejor; esa es la filosofía de Alfredo’s Barbacoa. Para antes y después, tenéis bastantes entrantes (nachos, chile, patatas…) y postres (tarta de queso, de Oreo, cookie, tarta de zanahoria…) entre los que elegir. ¡Ah!, y como su especialidad es la carne, también hay un apartado con platos para los más tradicionales, como las costillas de cerdo, el chuletón o el filet mignon.

Aunque los entrantes tenían todos muy buena pinta, nosotros no quisimos entretenernos y fuimos directamente a por el plato fuerte: LAS HAMBURGUESAS. Pedimos la de queso, bacon y salsa barbacoa y la Brooklyn (con mozzarella, aceite de oliva y orégano), ambas de 250g de carne. Nos parecieron espectaculares: la carne estaba en su punto y se deshacía en la boca. De postre compartimos la tarta de chocolate (muy rica y, además, la sirven caliente) y la tarta de Oreo, en la que echamos en falta un poco más de Oreo para que fuese más dulce.

En resumen:

AMBIENTE: 8

SERVICIO: 8

CALIDAD DE LA COMIDA: 10

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 10 (15-20€/persona)

(Haz click sobre cada foto para ampliar)

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,