Zaperoco

diciembre 2, 2017
Publicado en Elegante, Japonés
diciembre 2, 2017 Momo's Food Madrid

El barrio de Salamanca siempre se ha caracterizado por ser uno de los más lujosos y exquisitos de todo Madrid; es una zona llena de tiendas, restaurantes y lugares en donde poder disfrutar de una comida o de una cena. En este caso, paseando por la calle Velázquez, en el nº 102, encontramos Zaperoco, una exitosa apuesta culinaria que mezcla la comida japonesa con ese toque moderno que está tan de moda.

El local, espacioso y muy bien decorado, está dividido en dos partes: la parte de abajo tiene un toque más informal con unos azulejos pintados —como si fuera una selva tropical—, y en ella destaca una gran barra de cócteles para que podamos disfrutar del afterwork después de un largo día. La planta de arriba, por el contrario, es algo más íntima y tiene un cierto aire de restaurante japonés sombrío y elegante, ya que está ambientado con luces tenues y sillones altos. Sin embargo, en esta parte de arriba lo que destaca es la barra, donde el chef te prepara el sushi en directo.

como nos explicó uno de los dueños, tienen una sala en la misma planta de arriba que se puede reservar para celebrar eventos o reuniones con amigos y familia. Sin duda alguna, se trata de una gran idea ahora que se acercan las cenas de Navidad.

La rapidez del servicio, la maravillosa atención que nos prestó la camarera durante toda la cena y, cómo no, el ambiente del restaurante, propiciaron que fuese una velada de lo más agradable y confortable. Esto hizo que pudiéramos degustar con tranquilidad todos los platos.

Zaperoco, en su concepción de restaurante japo-tropical, tiene una CARTA de lo más variada, ya que podemos encontrar varios entrantes, primeros platos entre los que encontramos desde un ramen hasta una hamburguesa, y también una carta especializada en sushi elaborado al momento.

Quisimos probar un poco de cada especialidad. Como entrante tomamos los langostinos tigre crujientes y las gyozas al vapor con trufa: ¡riquísimas! Como plato principal tomamos un steak tartar de lo más sabroso y muy bien elaborado, seguido de una tabla con varias piezas de sushi, entre las que había nigiri de huevo de codorniz, de pez mantequilla con trufa y también maki spicy.

Como no podía ser de otra forma, de postre pedimos un coulant de chocolate y té matcha, ya que nos pareció toda una novedad incorporar el té matcha —que está tan de moda— a un postre tradicional como es el coulant. Sin duda alguna, fue todo un acierto.

Nos quedamos con la calidad de los productos que emplean en la elaboración de sus platos, así como con la novedad, la imaginación y las ganas que le ponen para conseguir una oferta de lo más apetecible.

En resumen:

AMBIENTE: 9

SERVICIO: 9

CALIDAD DE LA COMIDA: 8

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 8 (20-25€/persona)

(Haz click sobre cada foto para ampliar)

, , , , , , , , ,

Comment (1)

Comments are closed.